¿Cómo limpiar la vaporera de bambú?

Si ya tienes tu vaporera de bambú, ¡enhorabuena! Tienes en tu cocina todo un mundo de posibilidades para hacer tus platos más ricos y sanos, en apenas unos minutos.
En este post te vamos a dar unos consejos y recomendaciones para que tengas tu vaporera de bambú bien cuidada, limpia y reluciente como el mismo día que la compraste, ya que no te llevará mucho tiempo, pues no es un objeto muy delicado.
Lo primero, si te acabas de comprar una vaporera de bambú, tienes que lavarla bien, con agua fría bastará, humedeciendo toda su superficie para limpiarla, y no te preocupes, que por darle un agua la vaporera, no se deformará. Solo con este sencillo paso, ya tendrás tu vaporera lista para ser usada por primera vez.

Si la ya la hemos usado para cocinar nuestros platos, lo que debemos hacer para limpiar una vaporera de bambú, aunque al terminar de cocinar parezca estar limpia, necesitamos tomar algunas de las siguientes medidas de limpieza, siempre limpiándola a mano, nunca en el lavavajillas:

  • Lavar a mano con agua tibia toda la superficie de la vaporera de bambú, eliminando, si hubiese algún resto de comida, con un cepillo o con un estropajo de una forma suave, sin frotar en exceso, para impedir el daño del bambú. Recordar también que es aconsejable evitar el uso del jabón o detergente, pues el bambú es un material muy absorbente y puede aparecer en el sabor y/u olor de nuestros futuros platos.
  • También podemos limpiar nuestra vaporera de bambú con agua tibia y vinagre, lo que es más eficiente con restos de alimentos rebeldes.
  • Además, podemos utilizar medio limón para restregarlo por toda nuestra vaporera, desinfectando y eliminando olores igual que pasa con el vinagre, dándole un lavado después con agua tibia.
  • Una vez hechos alguno de estos procedimientos anteriores, antes de guardar nuestra vaporera, debemos cerciorarnos bien de que está completamente seca, pasándole para ello un trapo o paño de algodón limpio, y dejando que se seque al aire completamente, en un sitio ventilado, sin que le perjudiquen los rayos del sol. Una vez esté seco, lo guardaremos en un sitio sin humedades, pues así evitamos la aparición de hongos en nuestra vaporera.

Cuidados y mantenimiento de la vaporera de bambú

A la hora de cocinar, debemos tener una serie de cuidados para que nuestra vaporera no sufra ningún daño, o que coja olores o sabores que pueden resultar desagradables a posteriori, cuando la volvamos a necesitar para cocinar futuros platos.
Si los alimentos a cocinar tienen un aceite natural característico, como pueden ser las carnes o los pescados, deberemos cubrir la base de la vaporera, utilizando para ello lechuga, una hoja de col, repollo… o si lo preferimos también se puede utilizar papel de horno o papel sulfurizado, el papel, al no ser transpirable, necesitará ser agujereado, para que lo pueda traspasar el vapor, y así cocinar nuestros platos.

Como bien hemos dicho antes, nuestra vaporera de bambú, debe conservarse en un lugar bien ventilado, sin nada de humedad, y sin que le incidan directamente los rayos del sol, todo esto se hace para no perjudicar al bambú, pues son agentes que pueden dañarlo si existe una prolongación en el tiempo, además de que así evitamos el crecimiento de hongos indeseables y perjudiciales para nuestra salud.

¡Y ya está! Con estas sencillas recomendaciones, tendrás una vaporera en tu cocina perfecta como el primer día, no hace falta ningún cuidado o tratado especial más. Esperamos haberte servido de ayuda, y que disfrutes de tu vaporera y de todos los platos que prepares con ella.