¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje?

Tal vez no recuerdes cual fue la última vez que limpiaste tus brochas de maquillaje de bambú, no te preocupes nos pasa a la mayoría, vamos a explicarte unos sencillos pasos para que, en poco tiempo y de manera muy fácil puedas tener tus brochas de bambú limpias en un instante.

Para limpiar brochas de maquillaje, primero deberemos saber lo importante que resulta hacerlo, tanto para tu salud, como para que realicen su función correctamente, y es que si es frecuente en ti maquíllate todos los días, con más razón habría que hacer una limpieza de las brochas de maquillaje, lo cual es una práctica que deberías aprender para hacerlos con frecuencia con tus brochas de maquillaje de bambú.

Para empezar, os vamos a dar motivos por los que limpiar brochas de maquillaje, lo primero y más importante, las brochas deben limpiarse por temas de salud, y es que son un hogar perfecto para gérmenes y bacterias, además de poder pasarte algún tipo de alergia a la piel, o hacer que te salgan granitos, sin hablar claro está, de que si compartes tus brochas con otra persona, el Coronavirus está a la orden del día, y es un sitio perfecto para trasmitirlo, lo más recomendable en los tiempos que corren es no compartirlas o limpiarlas muy bien. Por otro lado, se puede ver modificada su eficacia, ya que, por los productos anteriormente usados, se puede ver seriamente modificada su eficacia, como puede ser la forma de expandir los productos, o el verdadero color del acabado.

Pasos para limpiar las brochas

Te vamos a contar paso por paso como limpiar las brochas de maquillaje de bambú, por un lado, puedes o bien hacer un jabón natural, combinando 300g de aceite de coco, 50g de sosa cáustica y 123g de agua destilada, eso sí, teniendo mucho cuidado con el manejo de la sosa cáustica y realizando debidamente los delicados pasos de fabricación de jabón, o si por el contrario lo prefieres, puedes seguir 4 sencillos y rápidos pasos:

  • Humedece las cerdas de los pinceles con agua caliente o templada, de forma que queden buen húmedas.
  • Hecha muy poco, como 2 o 3 gotas de un jabón especial para pinceles de maquillaje sobe la palma de tu mano y con movimientos circulares, gira los pinceles en tu palma para que vaya desprendiendo los restos del producto que le quedasen.
  • Vuelve a mojar y enjuagar los pinceles para quitar el jabón, hasta que el agua corra limpia a través de los cepillos.
  • Dejar secar totalmente al aire hasta que estén realmente secos, esta parte es muy importante, pues el bambú es un material que necesita estar seco totalmente.

Y ya está, has visto que, con unos sencillos pasos, de una forma muy simple, los cuales son muy fáciles de hacer a la par que útiles, podrás tener unas brochas limpias y dispuestas a seguir usándose, dando tan buenos resultados como el primer día de su uso.
Puedes elegir cualquiera de las dos técnicas para limpiar las brochas de maquillaje y tener los mejores resultados con cualquiera de las dos opciones, ganado gracias a estos pasos, en salud y en eficacia a la hora de maquillarte.

Consejos y trucos

Si quieres limpiar brochas de maquillaje, lo primero es saber cada cuanto está recomendado hacerlo, si es verdad que, para cada persona, el tiempo es un poco relativo, pues depende mucho de la frecuencia con que las uses, o los productos que utilices con ellas, pero haciendo una media, los expertos en el tema recomiendan lavarlas entorno a 7 o incluso 10 días, siendo el caso de utilizarlas muy frecuentemente, es decir, todos los días prácticamente.

Si no quieres perder demasiado tiempo en lavar tus brochas de maquillaje, puedes encontrar en sitios como Amazon un limpiador de brochas eléctrico, o un limpiador de brochas de silicona, los cuales tienen un precio muy reducido y dan muy buenos resultados, a la par que te ahorra tiempo para no tener que dedicarte tú a ello.

Por último, vamos a hablar del tiempo que debe pasar para cambiar las brochas de maquillaje, la verdad es que no es algo tan estipulado como puede ser un cepillo de dientes, el cual si que tiene un tiempo de vida útil más marcado, pero sí que fijándonos un poco en las propias brochas de maquillaje podemos averiguar cuando ha llegado la ocasión de cambiarlas, un signo muy claro es cuando empiezan a deshilacharse y a perder sus cerdas, o cuando pierdan el color natural de estas, o incluso cuando empiecen a coger un olor extraño es un significativo de que hay que cambiarlas.

Esperamos que con estos sencillos pasos y trucos hayas aprendido a limpiar las brochas de maquillaje, y que a partir de ahora no tengas ningún tipo de problemas con ellas, sacándolas el máximo partido y disfrutando de todo lo que pueden ofrecerte.