Cuidar y desechar adecuadamente tu cepillo de dientes de bambú

Si que es cierto que un cepillo de dientes de bambú requiere un poco más de cuidado que uno de plástico, pero te sentirás recompensado por ayudar de esta forma tan simple al planeta. Sinceramente, un pequeño esfuerzo por poner tu granito de arena a salvar a nuestro planeta merece la pena, es por ello que te vamos a enseñar como cuidar tu cepillo de dientes de bambú para que te dure más tiempo, y para que una vez dado su uso, sepas como desecharlo adecuadamente.
Y es que los datos son escalofriantes si los examinamos bien, pues un cepillo de dientes de plástico tarda más de 400 años en degradarse, mientras que el cepillo de dientes de bambú tarda unos 180 días en descomponerse, ¿no crees que vale la pena?

¿Cuál es el tiempo de vida de los cepillos de dientes de bambú?

El cepillo de dientes es una herramienta que usamos diariamente, para nuestra salud bucodental y para nuestra higiene, por lo tanto, tiene un desgaste severo diario. Es por ello que, a modo orientativo, existen periodos de tiempo estimados para cambiar el cepillo de dientes.

Puesto que el cepillo de dientes de bambú está hecho de materiales naturales, se presupone que su tiempo de vida es inferior, y esa suposición es un error muy común, pues el tiempo de vida tanto para un cepillo de dientes de plástico como el de uno de bambú es el mismo, y este es de 3 meses para ambos. Por lo tanto, ya tienes una excusa menos para comprarte un cepillo de dientes de bambú.

5 consejos fáciles para cuidar tu cepillo de dientes de bambú

Si queremos que estos 3 meses de media que suele durar un cepillo de dientes se conserve bien, debemos aplicar estos simples consejos que te ayudarán a mantenerlo bien:

Consejo 1: Conserva tu cepillo en un lugar seco

Este primer truco es uno de los más importantes, ya que el bambú es un material natural que se conserva mejor en un lugar seco, por lo que lo ideal no sería el típico baso donde los solemos poner, sino más bien un soporte, donde no pueda coger humedad.

Consejo 2: Mantén tu cepillo limpio

La limpieza es una característica importante, pero no solo para el cepillo de bambú, sino para toda clase de cepillos de dientes por higiene. Es esencial lavar y cuidar las cerdas de nuestro cepillo de dientes.

Consejo 3: Mango del cepillo de dientes

El bambú es un material natural, con la característica de ser leñoso, por lo que, con el tiempo, la parte superior, con la que nos cepillamos los dientes, podría irse decolorando y parecer hasta más ligera, no te preocupes, es normal por el uso diario de nuestro cepillo de dientes de bambú.

Consejo 4: Limpieza a fondo del cepillo

No está de más, que de vez en cuando se haga una limpieza más a fondo del cepillo de dientes, debes evitar prácticas como meterlo en el microondas o en el lavavajillas, simplemente basta con hacerlo con productos naturales.

Consejo 5: no apliques fuertes presiones en el mango

El bambú es un material leñoso y resistente, pero también moldeable, por lo que, para no perder su forma ergonómica, te recomendamos que no ejerzas más presión de la debida sobre el cepillo de dientes de bambú.

¿Cómo se recicla correctamente un cepillo de dientes de bambú?

Lo primero que debes saber es si las cerdas de tu cepillo son degradables como por ejemplo las de jabalí, o si por el contrario no lo son, como pueden ser de nylon. En el caso de que las cerdas no sean degradables, lo correcto sería quitarlas con unos alicates o pinzas, y deberán reciclarse aparte. El mango al ser de bambú se podría utilizar hasta para compostaje, aunque hay quien lo reutiliza, cambiando solo las cerdas, ya que el bambú podría aguantar más tiempo.