Limpieza y mantenimiento de las tablas de cortar de bambú

Las tablas de cortar de cocina, requieren de bastante limpieza y mantenimiento ya que no solo por estética es necesario, sino más bien por higiene, ya que pasaran por ella muchos de los alimentos que luego comeremos.
Actualmente podemos encontrar tablas de cortar de muy diferentes y diversos materiales, desde el nocivo plástico para nuestro medio ambiente, hasta pasando por muy diferentes tipos de maderas como puede ser de haya, olivo, arce… pero la que más nos gusta son las de bambú, además de que estas gozan de ser las más populares.
Es recomendable, más que nada para con el medio ambiente, utilizar tablas que no sean de plástico, evitando así su uso, ya que existen otros materiales que no perjudican al planeta, y son igual, incluso mejor que las fabricadas con plástico.

¿Cuáles son las ventajas de comprar una tabla de cortar de bambú?

Si te estas preguntando porque preferimos las tablas de cortar de bambú, frente a las elaboradas con el resto de maderas, es porque el bambú es un material que ofrece mayor resistencia a la absorción de agua, además de tener una gran densidad, que las hace realmente duras, tanto, que dicen que podrían dañar algunos cuchillos.
Además, este tipo de tablas requieren de poco mantenimiento, ya que como son poco absorbente, existe menos riesgo de que se deformen o se agrieten, a su vez, por este motivo, evita que se acumulen bacterias, lo que las convierten en una de las tablas de cortar más higiénicas del mercado.
Sin olvidar su naturaleza, ya que son amigables con el medio ambiente, considerándose este material una fuente sustentable y altamente renovable.

¿Cómo limpiar una tabla de cortar de bambú de manera efectiva?

Existen muchos métodos de limpieza, hay algunos más efectivos que otros, pero te contamos todo lo que puedes hacer para que la limpieza de la tabla de cortar de bambú sea más efectiva.
Hay muchos medios naturales y respetuosos con el medio ambiente, dependiendo de para lo que se haya utilizado la tabla, requerirá de un tipo de limpieza u otro. Los alimentos que han pasado por nuestra tabla de cortar, son los que nos marcarán que pautas debemos seguir para limpiarla, porque hay alimentos más agresivos y que ensucian más nuestra tabla, como pueden ser la carne o el pescado, que además dejan olores no muy agradables, pero sin embargo por otro lado tenemos alimentos como el pan o el embutido, que apenas dejan restos y no requieren de tanta limpieza y cuidado.

Limpieza superficial

Para una limpieza rápida y superficial: si por ejemplo la tabla ha sido utilizada para cortar pan, o fiambre o simplemente queso no muy fuerte, un tipo de lavado de la tabla de cortar podría ser con agua a alta temperatura, la cual limpia la tabla de cortar de una forma casi desinfectante, o simplemente bastará con retirar los restos sobrantes después de cortar con el mítico papel de cocina, y después pasar por la superficie una bayeta húmeda, simplemente humedecida con solo un poco de agua. No hace falta más para que la tabla de cortar quede totalmente limpia, sin que queden restos u olores, para poder volver a ser utilizada para diferentes alimentos.
Lo que hay que tener muy claro, ya que es muy importante tenerlo en cuenta, es que la tabla debe secarse por completo antes de ser guardada, pues, aunque el bambú no es un material muy absorbente, conviene que la tabla quede bien seca.

Limpieza y desinfección de las tablas de cortar de bambú

Si la tabla requiere de una buena limpieza y además ser desinfectada: por ejemplo, si lo que cortamos en ella es carne o pescado, o incluso algún tipo de verdura, simplemente lo que nos haría falta sería medio limón y sal, el procedimiento sería extender la sal a lo largo de toda la tabla y posteriormente restregar el limón sobre esta sal esparcida. Ambos a modo de “exfoliación” arrastrarán con la sal las partículas que puedan quedar, añadiendo la desinfección y limpieza con el limón, que a la vez nutrirá la madera.
Otro ingrediente con el que además de la sal, podemos hacer el truco anterior es el vinagre diluido, una parte de vinagre por cada cinco de agua, por si no tenemos limón para esta ocasión.

Con todos estos recursos, esperamos que te sirvan de ayuda para tener tu tabla de cortar de bambú limpia y desinfectada, además de que os ponemos estos métodos alternativos y un poco más fuera de lo común, para que, ya comprometidos con el medio ambiente por haber elegido una tabla de bambú, sus métodos de limpieza estén en la misma línea, y cuidemos, aportando nuestro granito de arena, el planeta.